Ayuntamientos 2.0

El núcleo urbano

Vista General en 1980. (Foto de D. Herce)
Vista desde la ermita. (Foto de D. Herce)

Situado en el fondo del valle del río Leza, va escalonando sus casas sobre la colina que encajona el barranco del Hayedo. Disposición típica de pueblos de montaña, orienta sus casas hacia el sol del mediodía, mientras que la colina lo protege del viento norte del invierno.

Pueden distinguirse dos partes dentro del pueblo: una más antigua (la que cabalga en la colina citada) y otra más moderna nacida a ambas partes de la carretera. Están separadas por el río Leza y unidas por un puente de piedra.

La primera es la que representa el núcleo primitivo del pueblo, que tenía su centro en una plazuela a mitad de la colina -"Plaza del Moralejo"- y su alma en la Fuente de los Caños, hoy totalmente desplazada ya del pueblo.

La segunda presenta un aspecto totalmente distinto, con los edificios en línea a lo largo de la carretera, pero sin profundizar en el monte: disposición típica de las edificaciones nacidas a lo largo de una vía de comunicación. Hace ya muchos años que el centro de gravedad de la población se ha desplazado de la colina al fondo del valle en la plaza de D. Juan Esteban de Elías, con el edificio del Ayuntamiento y que recoge también el “Casino” (Sociedad de Fomento de Soto) y la fuente de 1837.

La vida en el pueblo ha cambiado mucho, y con ella también han cambiado las casas. Pero aún queda la casa típica de este pueblo, funcionalmente unida al trabajo del campo. Lo más habitual es una gruesa pared de piedra caliza hasta la primera o segunda planta y adobe con entramado de madera (oculto por el yeso tradicionalmente) en las plantas restantes.

Al estar asentadas sobre la ladera del monte, la fachada que da a la calle de abajo es mucho más alta que la de la calle de arriba, incluyendo una o dos plantas más. Había un modelo de distribución de dependencias que se repetía: una planta baja constituida por las cuadras y almacén de forraje; en la segunda se encontraban los dormitorios; la tercera (al nivel de la calle de arriba) la forman la cocina y dependencias anejas; finalmente, en el piso superior, se ubicaban los graneros -"alorines"-, el horno (muchas veces volado sobre la fachada para ganar terreno y evitar incendios) y una dependencia típica en estas tierras, la solana: abierta al sol del mediodía, protegida por una balaustrada de madera, sirve para secar frutos y tender la ropa.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI