Ayuntamientos 2.0

Hipérico (Hypericum perforatum)

Hipérico.

Sinonima: Castellano: Hierba militar, hierba de las heridas, perforata, corazoncillo, espantadiablos.
Familia: Hipericáceas
Origen y distribución: Crece de forma espontánea en tierras abiertas y campos no cultivados de Europa, Asia y África.
Usos Terapéutico: Calmante, antidepresivo y contra la apatía, digestivo, antiséptico, balsámico, vulnerario, asma, afecciones bronquiales; antiinflamatorio, artritis, reuma, ciática, insuficiencias circulatorias, usos tópicos, afecciones ginecológicas.
Parte utilizada: Sumidades florales (herba hyperici).

Descripción

El hipérico es una planta perenne que crece de forma espontánea en collados secos, claros de bosques, matorrales, tierras, prados y campos no cultivados de toda Europa, Asia y África. Presenta ramilletes de tallos erguidos, ramificados y dotados de hojas alternas, sésiles y con una especie de glándulas de color rojizo traslúcido que las puntean y que simulan estar perforadas, de ahí que esta planta también fuese conocida como perforata. Otro nombre con el que era conocida es corazoncillo, en alusión a la forma oval de las hojas asemejando un pequeño corazón. Está dotada de abundantes inflorescencias de un color amarillo dorado; florece en pleno verano. Su fruto es una cápsula.

Recolección

Se recolectan las sumidades con tiempo soleado y cuando la planta se encuentra en plena floración. Se abren en forma de gavillas y se ponen a secar a la sombra, o preferiblemente con corriente de aire. También se puede recurrir a un secadero con una temperatura máxima de 35º C.

Aplicaciones y propiedades

El hipérico contiene taninos, sobre todo en las flores (hasta un 16%), hipericina, glucósidos, rutina, vitamina P y otras substancias. La acción terapéutica principal es calmante y antidepresiva, adecuada en el debilitamiento nervioso, dolores de estómago con origen en lesiones nerviosas y neurastenia por "surmenage" mental. Es útil como colagogo (favorece la secreción biliar), para digestiones difíciles, en inflamaciones crónicas de estómago, hígado, vesícula y riñones. Tiene gran predicación en usos externos, especialmente como cicatrizante y antiséptico, para dolores reumáticos, equimosis, algias y contusiones. Es eficaz en las afecciones ginecológicas. Se utiliza preferentemente bajo la forma de infusión o extracto fluido.

Precaución: el consumo excesivo de hipérico puede producir fotosensibilización, consistente en una alergia que se intensifica con la acción de la luz solar.

Remedios

Aceite para uso interno y externo:

Se puede elaborar un aceite de hipérico (oleum hyperici) útil para los estados de apatía, alivio de los dolores estomacales, afecciones bronquiales, cicatrización de heridas y quemaduras (también las del sol), así como en caso de hemorroides. Para ello triturar 125 gramos de flores secas, o sumidades floridas de hipérico, y dejarlas fermentar cinco días en un frasco de vidrio sin tapar con medio litro de aceite de oliva. Una vez fermentado cerrar el frasco y ponerlo durante un mes en un lugar soleado hasta que el aceite se torne de color rojizo. Hay que filtrar el líquido antes de guardarlo herméticamente y en lugar oscuro.

Infusión para uso interno:

Para las aplicaciones internas descritas, se puede realizar una infusión, o decocción con 1 a 2 g. de sumidades floridas de hipérico en una tazón de agua. Se toma en el día, no se debe guardar la que sobre para la siguiente dosis.

Triturada. Dejar reposar unos 15 minutos y tomar unas tres tazas al día.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI